Dakota Johnson tuvo que hacer varias escenas de desnudo para la cinta "50 Sombras de Grey", donde comparte créditos con Jamie Dornan. 

Sin embargo la actriz se negó a grabar la escena en la que golpean sus glúteos, “hay un primer plano de un trasero golpeado por un cinturón. Ese no es mi trasero porque no quería que me pegaran con un cinturón”, contó la actriz en Entertainment Tonight .

En el mismo programa, la directora Sam Taylor-Johnso, explicó que contaron con una experta del sadomasoquismo. “Las escenas son realmente técnicas y están ensayadas porque tienen que ser seguras y hacerse de la manera más real posible. Hay muchas reglas y cosas que tienes que hacer correctamente para ser fiel a la subcultura del BDSM. Contamos con una experta en dominación que estaba en el set ayudándonos a cómo hacer nudos o con dónde iba cada cosa”, explicó la directora Sam Taylor-Johnson en el mismo programa.

Por su parte, el guapo Jamie Dornan, comentó que el papel de Dakota fue mucho más complicado que el de él. “Para Dakota es especialmente difícil porque está muy expuesta en todas esas situaciones. Está desnuda, atada o como sea. Y eso no es fácil. No es un entorno muy cómodo”.