Lydia Macdonald, escocesa de 28 años, murió repentinamente y su hijo de tres años pasó dos días junto a su cadáver sin percatarse de que ella ya no respiraba.

Su muerte fue catalogada de "inexplicable".  El abuelo materno del niño, Ronald, fue el que lo halló en este estado. Explicó, citado por el portal británico Metro, que lo llevaron al hospital y le hablaron sobre su madre, pero que él no entiende aún lo que pasa. "Lo cuidaremos", aclaró.

Por otro lado, ya se le hizo una autopsia a la mujer. Un vocero de la Policía de Perth, en Escocia, aclaró que todavía no se hallaron las causas de su fallecimiento, pero que todo se produjo el miércoles en la noche.

En la galería: la historia de Joyce Vincent, mujer que falleció y cuyo cadáver fue hallado tres años después frente al televisor.

Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen "ampliar galería" y luego "mostrar texto".