A este niño se le hizo fácil tomarse una fotografía con su abuelo fallecido y hoy podría recibir un castigo. 

El menor, identificado como John Osama, publicó en su cuenta de Facebook una foto con su familiar muerto y con el siguiente mensaje: "Adiós, abuelo"

El hecho ocurrió en la región de Medina, en Arabia Saudita, y se convirtió en noticia nacional, además los llevó a cuestionarse hasta qué punto ha llegado la cultura egocéntrica y banal del selfie.

Las autoridades de ese país no se caracterizan por su tolerancia ante la transgresión de las normas morales y consideraron este acto como inadecuado e inmoral, por esta razón anunciaron una investigación.

Ese país es uno de lo más conservadores del mundo, por lo que  John Osama podría recibir un castigo por violar la moral pública.

Por su parte, los medios de comunicación piden que también se investigue al personal del hospital que permitió que esto ocurriera.