El músico guatemalteco, Vinicio Quezada, expresó su total rechazo por el maltrato del que han sido víctima los artistas guatemaltecos por parte de los organizadores del concierto del cantante Marc Anthony. 

En su denuncia, el pianista aseguró que más de 40 coristas, músicos y bailarines fueron "hacinados" en un camerino con guardias. 

"Mis disculpas al coro Magnificat y a su director Leo Vásquez, pero comprenderán que si como artista me han tratado bien en el extranjero, lo mínimo que pido, es que me traten con dignidad en mi país", escribió el maestro en su cuenta de Facebook.