En un restaurante muy concurrido de comida rápida en Hong Kong sucedía algo muy raro. Sin embargo, nadie se percató de ello al instante.

Una mujer de entre 50 y 60 años murió sentada en un McDonald's, pero tuvieron que pasar 7 horas para que se dieran cuenta de esto.

Según el diario "South China Morning Post", la mujer estaba echada sobre la mesa. Primero, unos comensales que dieron aviso pensaron que estaba desmayada, pero las autoridades la declararon muerta luego de revisarla.

Según medios locales, la mujer era vagabunda y pasaba regularmente las noches en este restaurante.

En la galería de fotos podrán conocer más información. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.