Sylvia Ann Driskell es una mujer de 66 años que reside en Nebraska y considera a todos los homosexuales "mentirosos y ladrones". Por eso, ni corta ni perezosa, decidió demandarlos. Para tal efecto, envió sus argumentos al juzgado correspondiente en siete folios escritos a mano.

En la demanda, la mujer señala que los homosexuales saben que son pecadores, pero que al continuar siendo como son "mentirosos y ladrones".  Asimismo, Driskell afirma que es "embajadora de Dios en la Tierra" y que por eso presentó la solicitud a la Corte Federal del Distrito del Estado de Omaha. Esto, según información del portal más importante de la corriente ateista a nivel mundial, Patheos.com.

Sin embargo, desde esta institución se ha señalado que no hay precedente sobre el tema en cuestión. Pero esto no importó para la demandante, que solicita al tribunal que considere si la homosexualidad es un pecado o no.

"Si los homosexuales saben que es un pecado vivir su vida, ¿por qué estarían escondidos en un armario?", se pregunta. Por supuesto, afirma que es aberrante que adopten niños.

En la galería verán algunos absurdos mandatos supuestamente "cristianos" que han escandalizado las redes sociales. Para leer la información desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".