Leopoldo Federico, compositor, bandoneonista y director de orquesta argentino que compartió escenarios con glorias del tango como Mariano Mores y Astor Piazzolla, murió este domingo a los 87 años, informó una entidad de artistas profesionales.

Federico falleció en un sanatorio de Buenos Aires donde estaba hospitalizado, según la Asociación Argentina de Intérpretes (AADI), institución de la cual era presidente y que no dio más detalles del deceso.

"Era parte de la historia del bandoneón. Lo seguían desde los chicos de 17 años que tratan de tocar como él, hasta los mayores", dijo al canal TN el guitarrista Horacio Malvicino.

El bandoneón es un instrumento de viento derivado de la concertina alemana que le confiere a la música tanguera un sonido característico e identificatorio.

Federico fue distinguido con el premio Carlos Gardel a la trayectoria en la música popular y ganó dos veces el Grammy latino.

Un gran impacto logró a finales de la década de los años 50 al acompañar en la grabación de más de 60 temas al cantante uruguayo Julio Sosa, una de las voces doradas de la historia tanguera rioplatense.

Entre sus composiciones más célebres están los tangos "Cabulero", "Sentimental", "Canyengue", "Bandola zurdo", "Capricho otoñal", "Milonguero de hoy", "Preludio nochero", "Diagonal gris" y "Pájaro cantor".