A través de un doloroso tratamiento, la modelo inglesa Romanie Smith ha conseguido que su cintura mida 45.7 centímetros.

La joven inglesa de 20 años, utiliza apretados corsés desde hace 18 meses, con el objetivo de conseguir una figura de "reloj de arena".

Y es que antes, ella era muy diferente, según sus palabras, “era plana desde arriba hacia abajo. Y para ser honesta, no me sentía femenina en absoluto. No me sentía sexy”, según informó The Mirror. 

Hoy, utiliza un corsé dos a tres veces por semana, por alrededor de 6 horas al día. Fue así como logró disminuir su cintura poco más de 7 centímetros. Pero a pesar de los resultados, ella admitió que es incómodo: “Es como tener un dolor de estómago, pero lo superas de alguna forma”.

Pero la meta de Romanie es ser dueña de la cintura más pequeña del mundo y quiere llegar a los 38 centímetros. Actualmente el récord lo tiene Cathie Jung, una estadounidense que tiene 38.1 centímetros de cintura.