Siguen cayendo más incautas en tratamientos totalmente arriesgados y todo porque quieren tener los labios de Kylie Jenner. Pero ella no arriesga su salud ni mucho menos se aplica tratamientos invasivos (o eso dice), como todas las mujeres que últimamente han querido tener de la noche a la mañana y sin pagar casi nada, el volumen de esta apreciada parte del cuerpo.

La última en tener una boca de pato que la espantó y la hizo noticia en los principales tabloides fue la modelo Gail Scott, de Gran Bretaña. Como no podía pagar los 307 dólares que cuestan las inyecciones para lograr la apariencia de la joven socialité, decidió usar un producto que parecía una tapa de spray para pelo que compró en Internet. Por supuesto, quedó con un resultado que la espantó, pues sus labios se amorataron, informó el tabloide inglés Daily Star.

"Me sentía ridícula. Mis labios lucían geniales pero luego se comenzaron a caer y parecía como si me hubiesen golpeado", afirmó Gail, que tensó sus labios con el producto, para lograr un resultado aterrador.

Pueden ver cómo quedó aquí. En la galería verán la transformación física de Kylie Jenner. Para leer la información desde un smartphone o tablet , hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".