Sentirse más bella llevó a la Miss Bum Bum Andressa Urach, a luchar contra la muerte.

La mujer de 27 años sufrió una grave infección ocasionada por inyectarse hidrogel en las piernas. De acuerdo a una entrevista que otorgó a CNN, "entraba al quirófano como si fuera al supermercado". Relató que se realizó 10 cirugías para conseguir lo que ella consideraba la “belleza perfecta”. 

"Mi nariz, mis pómulos, mi mandíbula. Me he inyectado los labios numerosas veces, cambié mis pechos dos veces y me hice una liposucción en dos ocasiones", confesó Andressa, quien participó en Miss Bum Bum Brasil 2012, concurso en el que consiguió el segundo lugar. 

La modelo también dijo: "Me hacía cirugías plásticas como si fuera al supermercado. Quería que me sacaran unas costillas para tener una cintura más delgada".

Su obsesión por la belleza la llevó a pensar en cortarse los dedos. "Quería cortar mis dedos de los pies para usar zapatos más pequeños", explicó.

Urach estuvo a punto de morir en diciembre, por lo que ahora se ha convertido en símbolo de lo que puede ocasionar el exceso de las cirugías plásticas.