Mila Kunis ha sido demandada por Kristina Karo, su “mejor amiga” de la infancia, por robo y daños emocionales causados en su niñez.

La actriz es acusada de haberse robado la mascota de su amiga, un pequeño pollo llamado Doggie, cuando ambas eran pequeñas. Situación que, según Kristina, le provocó una crisis emocional por lo que necesitó ayuda profesional, informó TMZ.

El argumento que la actriz le dio a su examiga es que ella vivía en una granja llena de pollos y que en cualquier momento podría tener otro.

Sin embargo, Karo le reclama a Mila una indemnización de 5 millones de dólares por robar a su animalito y por los daños emocionales que le causó hace 25 años.