Desde hace varios años, Michelle Rodríguez ha sido noticia en las páginas de farándula por su excéntrico y alocado estilo de vida, que abarca problemas legales, declaraciones confusas y por influencia de alcohol.

"Tengo una boca muy grande, no juego a la política porque no sé qué es eso, yo siempre digo lo que siento y hay mucha gente que ya no quiere trabajar conmigo porque dicen que soy muy incontrolable", le explicó la actriz a "El Universal".

“Pero al menos mi corazón está en un sitio de amor, no estoy para odiar a nadie ni para joder a nadie, yo no quiero lo que tienen otros, lo que quiero es lo mío. Muchos dicen que soy un dolor en el trasero, pero ni modo”, expresó la artista que protagoniza "Rápido y furioso 7", junto con Vin Diesel, Jordana Brewster y Paul Walker.

"Después su muerte (Paul Walker), en realidad me volví un poco loca, bastante loca. Hubo un montón de cosas que hice durante ese año que jamás habría hecho de estar en mis cabales", añadió.

También te gustará:

Fotos: Gatitos reinterpretan portadas de álbumes de rock

Imágenes: La provocativa cantante que le abre los conciertos a Katy Perry

Fotos: Emily Ratajkowski sensual y sofisticada en lencería