Han pasado más de cinco años desde su última producción, "Distinto" (2010), pero eso no significa que Diego Torres haya bajado la guardia.

En estos últimos años, el cantautor argentino, creador de himnos como "Penélope", "Color esperanza" o "Creo en América", canción oficial de la Copa América del 2011, retomó su faceta actoral, hizo labor social, sufrió la pérdida de su padre y se convirtió en papá. Todas esas experiencias ahora se condensan en un nuevo disco, el octavo, que saldrá a la luz en un par de meses.

Por lo pronto, hace unos días nos sorprendió con el primer corte del álbum, "Hoy es domingo", canción de ritmos latinos que cuenta con la colaboración del legendario Rubén Blades, que, por supuesto, le aporta salsa al tema.


¿Qué es lo principal que quieres transmitir con "Hoy es domingo"?


– "Que hoy vivimos muy atados al tiempo, muy apresurados. Por eso es bueno de vez en cuando poner pausa a la vida e ir un poco más calmados. Disfrutar la vida a plenitud".
En esta canción percibimos a un Diego más relajado, el de los ritmos latinos de "Un mundo diferente" (2001)...

– "En mis composiciones siempre va a estar presente la pasión que tengo por escribir y cantar. Y está bueno que esta canción haya sido el adelanto del nuevo disco porque será la única con ese espíritu, como más latino, más de fiesta en su aspecto rítmico. El álbum en sí es de concepto amplio. He explorado con muchos sonidos y será muy diferente a los anteriores".

El video tiene muchas escenas familiares, ¿la paternidad ha cambiado tu perspectiva de cómo hacer música?

– "La canción y el video son un reflejo de cómo cada uno vive su domingo. Algunos en familia, otros solos, otros con la resaca de la juerga del sábado por la noche. Yo he nacido y crecido en una familia numerosa, y ahora estoy viviendo mi propio proyecto familiar que de hecho le ha dado un vuelco a mi vida. La canción relata justamente eso, que no hay nada más bonito que estar con los aromas y sonidos del hogar. La canción es un reflejo de lo que es un domingo para mí".

Cuéntanos cómo fue la elección de Rubén Blades para este tema...

– "Fue inmediata. Apenas terminé la canción no pensé en otra persona más que en él. Ya nos habíamos cruzado varias veces, la última fue en noviembre pasado, cuando hicimos un homenaje a Joan Manuel Serrat en los Grammy. Desde ahí quedamos conectados. Le escribí como probando suerte y le comenté que estaba haciendo un nuevo álbum, que estaba muy entusiasmado, y que quería cantar con él. Rubén me respondió casi de inmediato y aceptó muy caballero. Él es un ícono en este estilo musical y por eso es un honor para mí tenerlo en el disco".

¿Habrá más colaboraciones en este disco?

– "¡Ojalá y se sigan dando! A lo largo de mi carrera he tenido la suerte de trabajar con artistas muy diversos y talentosos y espero que la vida me siga regalando eso. Sobre todo porque me permite ver la calidad de persona que hay detrás de los artistas. Eso me deja una enseñanza, un aprendizaje de vida".

¿En qué etapa de tu vida te encuentra este disco?

– "En crecimiento. Este disco reflejará mis ciclos, mis momentos buenos y malos, la importancia que ha tenido en mi vida gente que ya no está, como mis padres, que han dejado una marca imborrable. Pero también reflejará el cambio en mí por nuevas personas como mi hija. Mi vida está en mis canciones".

Tocaste por última vez en Lima en marzo del 2011, ¿qué recuerdos de aquella oportunidad?

– "Fue un hermoso concierto el de aquella noche en el "Jockey Club". El público peruano siempre ha sido muy generoso conmigo. Y créeme que tengo muchas ganas de que nos encontremos nuevamente. Esa es la idea con este disco, encontrarnos en el escenario. El álbum tiene todo para ser disfrutado aún más en vivo".

Es conocida tu afición por el fútbol, ¿cómo vives la campaña de Argentina en esta Copa América?

– "Como amante del fútbol y como argentino, estoy muy emocionado. También me dio mucha alegría que los cuatro técnicos de los semifinalistas sean argentinos. Por otro lado, me dio mucho gusto ver el crecimiento del Perú. Tienen un fútbol de muy buen trato al balón y ya merecían más protagonismo en la región. Pero bueno, Chile y Argentina están en la final y veremos una rivalidad fubolística intensa que espero solo quede en el partido y no influya en otros aspectos que nada tienen que ver con el fútbol. Esto es un juego".

En las grandes ligas: Tres veces ha ganado el Grammy Latino. Dos veces estuvo nominado al Grammy estadounidense en la categoría "Mejor Álbum Pop Latino" por "Un mundo diferente" (2003), y por su "MTV Unplugged" (2005).