Lady Gaga ha sido conocida por el mundo por sus excéntricos looks. Y por eso la amaron. Pero cuando trató de "refinarse" y adaptarse más a los convencionalismos que la moda y el sistema del espectáculo exigen, falla y a lo grande. Esto le pasó en los Oscar 2015.

Sus guantes de superhéroe/lavaplatos no se los perdonó nadie. Menos en redes sociales, donde ha sido objeto de todo tipo de burlas. Gaga aparece con escobas y en medio de épicos desórdenes domésticos, entre otras burlas. Y eso que en su vestido se demoraron trabajando 25 horas.

Para leer la información de la galería desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto":