El doctor Fredric Brandt, mejor conocido como el “Dermatólogo de las estrellas”, fue encontrado sin vida en su casa el fin de semana pasado.

Brandt fue pionero en la utilización del bótox como procedimiento cosmético, durante su carrera escribió varios libros, tuvo su propio programa de radio y, finalmente, lanzó su línea de productos "Dr. Brandt Skin Care".

De acuerdo con TMZ, el médico de 65 años se suicidó en su casa de Coral Gables, en Florida.

De acuerdo a varias versiones de prensa, el suicidio de Brandr se produjo luego de una profunda depresión que padecia a causa de una parodia que se realiza en la serie "Unbreakable Kimmy Schmidt", que se transmite actualmente por Netflix.