Después de un intento fallido para sacar a Bobbi Kristina del coma al que fue inducida, desde el 31 de enero, los médicos se han visto obligados a regresar a su paciente a estado vegetativo.

Le quitaron la sedación, pero comenzó a tener fuertes convulsiones. Así que la han vuelto a inducir al coma. Es un terrible paso atrás. Todos confiaban en que esta iba a ser una señal de que lo peor había pasado. Éramos optimistas”, explicó una fuente cercana a la familia a la revista “People”.

A pesar de este retroceso en la recuperación de Kristina, su familia mantiene la esperanza en que la joven de 21 años se recuperará.

“Por favor, todo el mundo tiene que rezar por Krissi. No me importa de qué religión seas, o si no crees en ninguna. Envía tus pensamientos, tus oraciones, tus buenos deseos. Envía lo que sea. Por favor”, expresó un pariente a dicho medio.