Por si no lo sabías, Wolverine murió el año pasado. Sí, al mutante que se creía inmortal, que fue guerrero, renegado, héroe, samurai, profesor y director. Que viajó por el tiempo y que su vida estuvo llena de sufrimiento dejó de existir en las tiras cómicas en la saga Death of Wolverine, la historia en la que Marvel le quitó sus poderes regenerativos y por fin encontró su final.

Esta semana se publicó el último número de Deadpool, donde el mítico personaje muere carbonizado cuando chocan la Tierra Ultimate y la Tierra 616.

Pero este no ha sido el primero en morir de esta manera. DC lo hizo con Superman, que también falleció hace muchos años de la mano de Doomsday. El Capitán América también dejó su legado en las comics años atrás. Muchas cosas han hecho que las casas de historietas tomen estas decisiones. Problemas con los derechos de adaptación, caída en ventas, antipatía, muchos son los motivos que hacen que personajes abandonen las historias.

Ahora Marvel llevará a cabo una nueva limpieza y los nombres que más suenan esta vez son la tía May, que parece que no tendrá cabida en la nueva vida de Peter Parker, quien ya está casado y tiene una hija. La razón: la vida familiar ha hecho que el hombre arácnido tenga una nueva responsabilidad y para que vuelva a treparse en las paredes tendrá una nueva tragedia en su vida. Bueno, eso si los productores no deciden si en vez de la tía sea su esposa Mary Jean quien le de la razón a Paker de venganza. Pero habrá que esperar al menos un año para que esto suceda. 

La otra apuesta es Storm, que con la llegada de Black Panther a la pantalla grande, Marvel está pensando como liga la historia del personaje en el cómic y llevarla a la pantalla grande. Si no lo sabías Ororo Munroe, es la esposa del superhéroe de Marvel. La razón: la mutante que domina el clima ya ha tenido su participación en la pantalla grande y no quieren confundir la historia cuando en los filmes no se conoce ni se ha nombrado al personaje.