Madonna se encuentra pasando uno de los momentos más difíciles, ya que su hijo Rocco no quiere saber nada de ella y se fue a vivir con su padre Guy Ritchie.

Sin embargo, la cantante no ha cancelado su gira y anoche se presentó Brisbane Entertainment Centre, en Australia, y lo que hizo dejó a todos los asistentes con la boca abierta.

La "Reina del pop" invitó al escenario a una bella fan y dejó al descubierto uno de sus senos delante de una audiencia de miles de personas.

La broma podría salirle caro a la estrella, ya que existe una ley en Australia que indica que es un delito tocar a alguien indecentemente sin su consentimiento, por lo que la fan podría iniciar una demanda en contra de ella.