Llega a la pantalla grande la historia que muy pocos conocen, la de aquel hombre temerario con sed de poder y venganza. Un hombre que por quererlo todo perdió lo único que tenía. “Dracula Untold” narra la vida de Vlad Tepes, conocido como el conde Drácula, el vampiro más famoso regresa con la actuación de Luke Evans, quien conversó sobre la película.

¿Cuál es la diferencia entre este filme y otras cintas de “Drácula”?

Esta película cuenta la historia, hasta ahora desconocida, del famoso personaje de ficción. Tomamos a un héroe histórico, Vlad Tepes, que inspiró la novela de Bram StokerDrácula”, y empezamos la trama desde el momento de su nacimiento como un simple mortal. A lo largo del filme podemos ver que tiene que sacrificar mucho por el bien de su familia y su seguridad personal.

¿Podemos hablar de la autenticidad histórica?

Es difícil separar la verdad de la ficción, porque en aquellos tiempos, cuando morías, tus enemigos reescribían los libros de historia, lo que hace difícil saber a ciencia cierta qué tan cruel era Vlad.

¿Hay algo del otro mundo en esta película?

No, en realidad no. Supongo que debería inventar algo (risas). Pero el filme no es solo acerca de la oscuridad. Esta es una historia emocionante sobre un gobernante, guerrero y protector de su familia y de su país, y que tiene una decisión difícil de tomar.

Has interpretado a Apolo, Zeus y ahora a Drácula. ¿Qué te atrajo de este papel?

El héroe mismo. Es un papel difícil con un desarrollo impresionante del personaje. Parece que Vlad y Drácula me querían desafiar, así que acepté el papel. Me gustó mucho trabajar con Sarah Gadon, ella interpreta a la esposa de Vlad, Mirena, y su relación es muy importante en la historia.

Participaste en la comedia “Tamara Drewe”. ¿Te gustaría volver a actuar en otra película de este género?

Tal vez ahora es el momento adecuado. Después de los papeles de Drácula y Bard The Bowman, en la saga “The Hobbit”, sería bueno probar algo fuera de la acción. Estoy abierto a sugerencias.

Hablando de Bard, cuéntanos acerca de la filmación de “The Hobbit”.

Crecí con los libros de Tolkien y me encanta el cine de Peter Jackson, así que estoy muy halagado de aportar algo al legado de Tolkien. Es una gran responsabilidad y no me quiero apresurar a la parte final. Lamentablemente no puedo decir nada sobre “The Battle Of The Five Armies”.

Supongo que en “Drácula”, como en “The Hobbit”, tuviste que actuar frente a la pantalla verde. ¿Cómo te sientes al respecto?

Tuvimos un gran paisaje, de hecho. Pero cuando filmas una película de este tipo a gran escala sobre el pasado, muchos lugares geográficos simplemente no existen. Así que tuvimos que utilizar diseños hechos en computadoras. Sí, actuar enfrente de la pantalla verde es inusual, pero nuestro equipo en la película superó todas las dificultades.

¿Qué aprendiste sobre ti después de haber interpretado este papel?

¡Espero que nada! Interpreté a un vampiro sediento de sangre y un gobernante sediento de poder, a quien le encantaba poner a la gente en una estaca (risas). Pero el proceso de convertir a Vlad en un vampiro me tocó. Una transformación se muestra en todos sus detalles: descubre poco a poco sus poderes y luego por mucho tiempo, en forma difícil, se opone a esta sed de sangre. Fue muy interesante interpretar este papel.