En punto de las 21:00 horas y sin hacer mención del concierto que canceló ayer, Luis Miguel dio inicio a su segunda fecha en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México, donde se le pudo ver ojeroso y el cual también se suspendió después de 20 minutos por una supuesta laringitis.

Tras cantar la tercera canción de su repertorio las luces se apagaron, por lo que los asistentes comenzaron a temer que se cancelaría.

Entre rechiflas, el personal del recinto se disculpó e informó que la presentación será reprogramada, pero que a quien lo desee se avisará la fecha y detalles para el reembolso que se realizará dentro de 48 horas.

A través de su cuenta de twitter detalló al público que el estado de salud de Luis Miguel no le permitió continuar.

Tras cancelaciones en sus conciertos, el astro mexicano ha comenzado a dividir opiniones entre su séquito de seguidores.

La noche del miércoles el cantante abandonó el escenario apenas 15 minutos después de haber iniciado su presentación.

"Por causas de fuerza mayor el concierto no puede continuar. Por cambios de clima y temperatura en los últimos conciertos, en nombre del señor Luis Miguel, les pedimos disculpas y reprogramaremos el concierto en futuras fechas", dijo una voz en el foro para anunciar que el espectáculo se terminaba.

Medios locales señalaron que la furia entre un sector de sus fans no se hizo esperar, y al grito de "¡Fraude!" el público reclamó que el intérprete haya abandonado el recinto sin dar mayor explicación. En contraste, algunos seguidores mostraron apoyo a su ídolo en las redes sociales y le desearon una pronta recuperación.