La ceremonia de entrega de los premios Oscar 2016 registró la peor audiencia de los últimos ocho años en Estados Unidos, según datos divulgados este lunes por la cadena ABC.

Unos 34,3 millones de telespectadores siguieron en directo la ceremonia de tres horas y 21 minutos celebrada en el teatro Dolby de Los Ángeles, en la que "Spotlight" se convirtió en la Mejor película y el director mexicano Alejandro González Iñárritu se consagró con "The Revenant".

Se trata del peor dato desde 2008, cuando apenas 32 millones de personas se reunieron frente a las pantallas de televisión. Esa edición, presentada por el humorista Jon Stewart, coronó a "No Country For Old Men", la cinta de los hermanos Coen.

La actriz y presentadora de televisión Ellen DeGeneres sigue mantienendo el mejor dato de los últimos 15 años, al conseguir que su gala fuese seguida por 43,7 millones de personas en 2014, el año de "12 años de esclavitud".