Kim Kardashian y Kanye West aún no cumplen los seis meses de casados y, de acuerdo al portal RadarOnline.com, ya están pasando por una severa crisis debido a que la pareja basa su relación en los negocios y no en el placer.

Una fuente cercana ha dicho que "Kim y Kanye están discutiendo más que nunca". Además, agregó: "Kim siente que su relación es más de negocios que un matrimonio real. Todo lo que hacen cuando están juntos es hablar de dinero".

Esto a pesar de que el matrimonio se prometió no tocar el tema de los negocios durante su tiempo libre, la fuente dijo: "Cuando se casaron acordaron tomar un descanso y no hablar de negocios todo el tiempo, pero eso no ha sucedido. Kim siente que no es un matrimonio feliz".

La fuente también declaró a RadarOnline que "están tan ocupados que no tienen realmente una vida personal".