Ayan Zhademov, de 20 años, notó que su novia se encontraba demasiado nerviosa antes de realizar la prueba de ingreso a la universidad, por lo que se vistió como ella y entró a realizarla prueba esperando que no lo descubrieran.

Sin embargo, vigilantes de la Prueba Nacional de Unificación en el sur de Kazajstán descubrieron que se trataba de un hombre vestido de mujer debido a su voz tan varonil, de acuerdo con el diario británico "Daily Mail".

Este examen se realiza a los estudiantes que desean ingresar a la Universidad de Kazajstán.

Este "romántico gesto" le costó más de mil 500 dólares. 

Todos los estudiantes estaban sorprendidos por el gesto de amor de Ayan Zhademov. La estudiante Dariga Nesterova mencionó: "Fue una estupidez, pero muy romántica".