Dave Grohl, líder de la banda Foo Fighters se cayó durante su presentación en el estadio Ullevi, en Suecia.

El músico se rompió la pierna y mientras recibía atención médica, tomó el micrófono para disculparse con su público.

“Les prometo que vamos a volver, pero ahora voy al hospital. Lo siento”, anunció Grohl a los miles de asistentes, según lo indican medios locales.

El incidente llegó a las redes sociales, donde los fans celebraron el valor de Grohl, quien regresó con la pierna derecha enyesada, se sentó en el centro del escenario y reanudó el show.