El actor Leonardo DiCaprio, protector y amante de la naturaleza, está construyendo un complejo hotelero que destinará al ecoturismo en la isla de Belice. Esta no es la primera incursión del afamado artista en el mundo de los hoteles. Años atrás se asoció con Flea, el batería de la banda Red Hot Chili Peppers, para en la creación de The Standard, en Los Ángeles, que ofrece estilo y comodidad a bajo precio. Fue destinado a los seguidores de la tendencia hipster.

La experiencia en Belice promete ser todo lo contrario. DiCaprio piensa dedicar su nueva aventura hotelera, situada en una isla a 45 minutos de la capital de Belice, al turismo de alto poder económico interesado en proteger la naturaleza. El actor compró el terreno en el cayo de Blackadore hace una década por cerca de 1,6 millones de euros (US$1.75 millones). El destino turístico contará con piscinas infinitas desde las que sus adinerados huéspedes podrán ver el atardecer en este paraíso terrenal.

"El objetivo principal es hacer algo que cambie el mundo. No podría haber ido a Belice y construir algo como esto, si detrás no estuviera la idea de lograr algo revolucionario a nivel medioambiental", le declaró el actor al "The New York Times".

Los 68 chalés tendrán acceso a más de un kilómetro de playa independiente y selva. Los visitantes no podrán ingresar con botellas de agua de plástico. El proyecto en general está supervisado por un equipo de científicos, diseñadores e ingenieros que, junto con los arquitectos vigilarán de cerca el impacto medioambiental del nuevo complejo hotelero en la isla.