Lily Sharp decidió hacerle una broma pesada a su madre: inventó su propio secuestro.

Un supuesto "secuestrador" envió mensajes a la madre de Lily Sharp mencionando que había entrado a su casa a robar y además se llevó a su hija.

Por medio de mensajes de Facebok, "el secuestrador" –quien realmente era la propia Lily Sharp– amenazaba a la madre horrorizada diciéndole que tenía a su hija.

"Mi nombre es Victor tengo a tu hija. Quiero cuatro mil euros para regresarla", escribió Lily Sharp a su madre.

Ante ello, la madre mencionó que mandaría a un vecino a su casa. Sin embargo, la respuesta fue que "tuviera buena suerte", pues que él ya se había ido de ahí y se había llevado a su hija con él.

Cuando la madre amenazó con llamar a la policía, Lily le confesó la verdad a su madre, pidiéndole que se detuviera.

"Soy yo mamá (...) No llames a la policía. Estoy llorando de la risa", mencionó Sharp a su madre, quien enfurecida le pidió que no la llamara más.

En la galería podrán ver los mensajes.