La polémica Lady Gaga desafió una vez más a la moda con una extraña transparencia. 

La cantante de 29 años utilizó una blusa con la leyenda " Warning Explicit Beauty" (Cuidado, belleza explícita) durante su visita en Ámsterdam.

La intérprete de "Poker Face" estaba custodiada por esbeltos guardaespaldas.