Muchos pensaron que el rapero Kanye West fue quien diseñó el "furkini" que lució Kim Kardashian los pasados días en imágenes que publicó en su cuenta de Instagram

Sin embargo, el traje de baño de piel es de la tienda Alaska Fur Gallery. La famosa pareja estuvo de viaje la pasada semana por Utah, y el dueño del establecimiento le regaló uno de sus famosos trajes de baño a la socialité.

Según reportó el portal Too Fab, los llamados "furkinis" de esa tienda cuestan unos 70 dólares.