"Otello" era el personaje de Shakespeare que mató a su amada "Desdémona" en un ataque de celos. Y así se llama el síndrome que padece Debbi Wood, quien el año pasado se hizo famosa por ser la mujer "más celosa del mundo", ya que somete a su esposo Steve a un detector de mentiras, no lo deja llamar por teléfono ni mucho menos acceder a sus correos electrónicos. Todo por sus celos patológicos.

Pero ahora ella quiere dar otro paso: ponerse la banda gástrica para que su marido no esté atraído por otras mujeres más delgadas que ella y la deje. Debbi afirma que esto le dará más confianza en sí misma y acabará con todos sus problemas emocionales (también tiene trastorno bipolar).

Como no puede trabajar, está pidiendo financiación para la cirugía. Según cuenta ella, salió de una relación traumática y comenzó a subir de peso incontrolablemente 10 tallas. Por eso quiere ser más atractiva para Steve, a quien conoció en 2011 y a quien "controló" desde que se enteró, en los comienzos de su relación, que veía a otra mujer, informa el tabloide Daily Mirror.

En la galería: ¿qué tan maduras son en el amor? Para leer la información, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".