Uno de los atributos físicos que posee la cantante Mariah Carey son sus voluminosos pechos.

Sin embargo, la cantante estadounidense está considerando reducir su talla, por lo que podría someterse a una cirugía de reducción de busto.

El motivo principal aún es desconocido, según la revista Cosmopilitan la intérprete considera que su busto es demasiado abierto, y que además parecen de plástico.

Según rumores, Carey piensa operarse para minimizar el volumen porque las exparejas de su novio, James Packer, son delgadas.