La princesa Charlotte, hija de los duques de Cambridge fue bautizada con un atuendo color marfil que ha sido utilizado por generaciones en la familia real.

A su llegada a la Iglesia Santa Maria Magdalena en Sandringham, la pequeña princesa lució un vestido que lleva en la familia ocho generaciones.

El atuendo era una replica del que portó la princesa real Victoria, hija de la reina Victoria, cuando fue bautizada en 1841. Desde entonces hasta el 2004, todos los bebés reales fueron bautizados con el.

Incluyendo a la reina Elizabeth, el príncipe Carlos, el padre de la princesa, el príncipe William y su tío Harry.

El traje original se dejó de utilizar debido a que la reina manifestó que la prenda hecha a mano y de satén marfil, ya se había vuelto muy delicada para volverla a usar. Por ese motivo ordenó que se realizará una réplica exacta por su diseñador personal, Angela Kelly.

La primera persona en utilizarlo fue James Windsor, hijo del príncipe Edward, cuarto hijo de la reina, en 2008. Y el más reciente había sido el hermano de la princesa Charlotte, el príncipe George hace dos años, informó la revista  "US Weekly".