Laura Bozzo es conocida por generar polémica, tanto en su vida profesional como la personal, la cual ha pasado de ser estrictamente privada a formar parte del dominio público.

Pero algo que aún mantiene en privado es su relación con su hija mayor, Victoria de la Fuente.

Mientras Alejandra sigue los pasos de su famosa madre, exhibiendo su figura en las redes sociales y creando polémica, su hemana prefiere destacar por su intelecto y alejada de los reflectores.

La joven, de 31 años, además de tener un temperamento muy diferente a los de su madre y hermana, tiene un doctorado en Administración de Empresas en la Universidad La Sorbona, una de las instituciones más prestigiadas de Europa y del mundo.

De esta manera la primogénita de la peruana no tiene nada qué envidarle a su escandalosa familia.