Sarah Stage es una modelo de 30 años que decidió documentar su embarazo en Instagram. Sin embargo, las fotografías de su tonificado abdomen le valieron cientos de críticas en las redes sociales.

Los usuarios insinuaron que la salud del bebé podría estar en riesgo debido al poco crecimiento que tuvo su vientre.

El pasado 14 de abril, esta mujer de Los Ángeles dio a luz a un bebé de casi 56 centímetros y cuatro kilogramos (8.7 libras), medidas que, según el sitio de medicina Medline Plus, se encuentran dentro de los estándares de un neonato saludable.

Ahora, Stage compartió una fotografía de su silueta cuatro días después del parto.

Ganancia total de peso durante el embarazo fue: 12.7 kilogramos (28 libras). Estoy emocionada de retomar mis entrenamientos en cinco semanas”, explicó.

Según el sitio web de la Biblioteca Nacional de la Medicina de Estados Unidos, la mayoría de las mujeres deben aumentar entre 11 y 16 kilogramos (25 a 35 libras).

En la galería de fotos les mostramos cómo fue el embarazo de Stage.