Desde hace unos días se lleva un debate en redes sociales por una fotografía compartida por la actriz y modelo Olivia Wilde. 

Wilde compartió varias imágenes de sus vacaciones familiares en Hawái, pero la foto que causó polémica fue la de su pequeño hijo de 20 meses, Otis, en la que el menor solo viste un sombrero de vaquero, imagen que compartió con el mensaje "Vaquero desnudo" (Naked cowboy). 

La instantánea causó revuelo entre sus seguidores, ya que argumentan que ese tipo de imágenes llegan a manos de la industria pornográfica. Sin embargo, ante la ola de críticas, la actriz editó la leyeda de la fotografía: "Vaquero desnudo (al parecer, inadecuado para aquellas personas no están conscientes de que los humanos tienen trasero)"