Embarazada o no, Kim Kardashian siempre trata de llamar la atención con sus provocativos vestuarios. 

La socialité fue captada por los fotógrafos durante este fin de semana en Londres, cuando mostró algo más que sus fabulosas curvas. 

Kim lució un atuendo que simplemente no dejó nada a la imaginación y puso en evidencia que no traía sostén. Esto al salir de un hotel para asistir al Festival de Glastonbury, en donde se presentó su esposo Kanye West. 

La empresaria lució una blusa negra que era casi transparente y que, con la luz de los flashes de los paparazzi, dejó al descubierto sus senos.

Además, esta mañana compartió a través de sus redes sociales que ya llegó a los cuatro meses de gestación, acompañado de una foto en la que presume que sus curvas siguen intactas. 
 
En la galería podrán ver las reveladoras fotos y los looks premamá de la estrella televisiva.