Kim Kardashian y su esposo Kanye West visitaron el lugar donde, según la tradición cristiana, fue enterrado Jesús.

A través de su cuenta de Instagram, la socialité publicó una imagen en donde se puede apreciar a la pareja arrodillada en la iglesia del Santo Sepulcro.

Minutos antes, la estrella del reality show había escrito: "¡Buenos días Jerusalén! Nos despertamos muy temprano para ver el sitio donde la crucifixión de Jesucristo tuvo lugar".

La visita a Jerusalén fue su última parada antes de volar hacia París, luego de que la mañana del lunes fuera bautizada su pequeña hija North en aquel lugar.