El esposo de la socialité, Wayne West, ha decidido incursionar en el mundo del diseño de modas, y qué mejor modelo para sus invenciones que Kim Kardashian.

La famosa publicó unas imágenes en su red social desafiando al frío con un diminuto bikini de piel, con leyendas con buen sentido del humor como "Baby, it's cold outside" (Bebé, está frío afuera).

Mira las fotos.