Tras darse a conocer la noticia del delicado estado de salud del exjugador de la NBA, Lamar Odom, la familia Kardashian está devastada.

Por esta razón, Kim Kardashian, quien espera la llegada de su segundo hijo, canceló el "baby shower" que estaba programado para este fin de semana, como apoyo para su hermana Khloé.

El plan de la socialité era ofrecer una gran fiesta inspirada en la película "Troop Beverly Hills" en la casa de Beverly Hills de su amiga Allison Azoff, lugar donde Khloé y Lamar se casaron en 2009.

Ahora, la prioridad de Kim es apoyar al 100% a su hermana, quien se encuentra junto a Lamar en un hospital de Las Vegas, según información de E! News.

Cabe mencionar que Lamar Odom fue encontrado inconsciente en el burdel Love Ranch en Nevada el martes pasado.