Khloé Kardashian nuevamente nos demuestra que no tiene reparos en mostrar su curvas. Esta vez dejó el sostén en casa y lució un blazer negro que mostraba su escote no dejando nada a la imaginación.

La celebridad fue captada caminando por las calles de Los Ángeles y logró que los focos de los fotógrafos fueran hacia ella.

La mujer de 31 años se encuentra de nuevo soltera, ya que antes de que su ex Lamar Odom sufriera el accidente que lo dejó inconsciente, Khloé había iniciado una relación con James Harden.

Al parecer la hermana de Kim puso punto final a su relación con el jugador de los Rockets y ahora enfoca su tiempo en su reality televisivo "Kocktails with Khloé".