Los tiburones que actuaron durante el show de Katy Perry en el Super Bowl se convirtieron en un fenómeno, que dieron pie a memes y algunos hasta hicieron negocio con ellos.

Como Fernando Sosa, quien reside en Orlando e imprime esculturas en 3-D con temas políticos para venderlos en línea. Este hombre comenzó a imprimir figuras del Tiburón de la izquierda  y las vendió a 24,99 dólares, tras el evento deportivo. 

Sin embargo, lo que Sosa no esperaba, era recibir un mensaje de la cantante a través de sus abogados, por el uso de la imagen del famoso tiburón.

“Nuestra cliente (Katy Perry) recientemente tuvo conocimiento que usted está involucrado en la manufactura, venta, comercialización y distribución de esculturas de un tiburón que apareció en el medio tiempo del Super Bowl, así como de que ha vendido el producto en su sitio. Por lo que demandamos que el sitio shapeways.com deje de vender estas esculturas".

Según CNN, esta fue la reacción del ingenioso empresario: “Bueno, parece que los dictadores y los líderes mundiales como Putin y Kim Jong Un o Chris Christie son mucho más accesibles.  Así que probablemente regrese a hacer piezas sobre ellos y otros líderes. Esto de lidiar con abogados es muy estresante”. 

Nos queda claro que Katy defenderá los derechos de sus famosos tiburones.