El año pasado, varias fotografías privadas de algunas celebridades se filtraron por Internet. En dichas imágenes las estrellas posaban desnudas, acontecimiento que la prensa bautizó como "Celebgate" o "The Fappening".

El material filtrado pertenecía a varias famosas entre las que destacan Jennifer Lawrence, Kate Upton, Kirsten Dunst, quienes confirmaron a los medios la autenticidad de sus fotografías robadas.

Las víctimas fueron Kim Kardashian, Rihanna, Vanessa Hudgens, entre otras. Estas hablaron en contra de las personas que compartieron sus fotografías, incluso los acusaron de invasión a su privacidad, mientras que otras negaron que fueran sus cuerpos los que aparecían en Internet. Sin embargo, la modelo Kate Upton prefirió guardar silencio durante todo este tiempo.

En una reciente entrevista para “London Evening Standard”, Kate Upton recordó el momento y habló por primera vez sobre aquella bochornosa situación. Incluso comentó que en algún momento hasta ha fantaseado con eliminar su cuenta de Twitter e Instagram.

“Fue muy difícil. Es una invasión a mi privacidad y no está bien. Es ilegal. Las personas no tienen derecho de ver esas fotos y juzgarnos”, finalizó la actriz respecto al tema.

El "Celebgate" afectó a más de cien celebridades y muchos artistar culparon a la seguridad de la plataforma de iCloud.