Justin Bieber se declaró culpable de los cargos de agresión y conducción imprudente en relación a un accidente de tráfico que tuvo lugar el pasado mes de agosto en su ciudad natal de Stratford, Ontario.

El abogado Seith Weinstein aseguró que Bieber tendrá que pagar una multa de 750 dólares canadienses (600 dólares estadounidenses) por conducir imprudentemente.

Sin embargo, el cantante fue absuelto de la acusación de agresión, presentada por un fotógrafo local, que se encontraba, en aquel entonces, tomando imágenes de él y Selena Gómez.

Desde la oficina de su abogado, y a través de Skype, Bieber declaró ante la corte de Ontario y la conversación terminó con un consejo por parte del juez: "La lección de todo esto es pensar antes de actuar en el futuro", según indicó la cadena CBC News.