Justin Bieber ha sido acusado por un tribunal argentino de haber ordenado a sus guardaespaldas agredir a un fotógrafo afuera de un centro nocturno de Buenos Aires. De no presentarse ante el juez, el cantante podría ser arrestado o enfrentarse a una extradición.

El cantante dispone de 60 días para presentarse en el juzgado de Argentina, según informó el “ New York Post”.

El demandante, el fotógrafo Diego Pesoa asegura que el canadiense ordenó a sus guardespaldas golpearlo el pasado 9 de noviembre de 2013, cuando se encontraba en el exterior del clubINK.

“Estaba esperando a que Justin Bieber saliera para poder sacarle una foto cuando un guardaespaldas intentó quitarme la cámara. Comenzó a correr detrás de mí, me golpeó en la cabeza, para después patearme en el estómago cuando estaba tendido en el suelo.  Traté de salir corriendo, pero me di cuenta de que en vez de un solo guardaespaldas había siete u ocho detrás de mí. Tenía cortes en todo el brazo, lesiones en el estómago y me dolía la cabeza”, explicó el fotógrafo en aquel entonces.

Si es encontrado culpable, Justin podría enfrentarse hasta a un año de prisión.

En la galería: Los problemas de Justin Bieber en América Latina. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.