Humberto Maura Fonseca puso en su Facebook una cita que profetizaría su destino: "Es mejor morir gracias al vodka que de aburrimiento". Esto lo dijo el poeta ruso Vladimir Maiakovski, pero más de 60 años después se pudo cumplir su frase con lo que le sucedió a este joven que se pasó - literalmente- de copas.

Tenía 23 años, era brasileño y estaba en una fiesta de su universidad, el instituto Julio de Mesquita. Su grupo decidió hacer un concurso de alcohol: quien pudiese tomarse 25 shots de vodka en menos de 60 segundos ganaba. Por supuesto, Humberto participó y luego de intentarlo dijo que se sentía mal. De inmediato, colapsó.

Murió en el camino hacia el hospital. Otros seis estudiantes también colapsaron por envenenamiento por alcohol y ahora están en cuidados intensivos, reportó el tabloide británico "Daily Mirror". Un vocero de las autoridades locales afirmó que se busca inculpar a los organizadores de la fiesta por homicidio, ya que esto se hizo sin licencia. Por su parte, la institución a la que pertenecía Humberto afirmó que estaba "prohibido" beber en la universidad.

En la galería: un joven australiano fue quemado cuando le pidió a los compañeros, en plena fiesta, que lo hicieran. Para leer la información de este caso desde un smartphone o tablet, hagan click en "ampliar galería" y luego en "mostrar texto".