La legendaria banda estadounidense Bon Jovi ha presentado su 13º álbum de estudio titulado "This House Is Not For Sale", cuando su vocalista, Jon, cuenta con 54 años de edad.

Jon Bon Jovi ha admitido que ha pensado un poco más sobre el final por estos días. Aunque no tiene intención de bajar el ritmo (Bon Jovi saldrá en una gira mundial en febrero), no cree que la banda siga tocando cuando todos tengan 70 años en un festival como Desert Trip, donde se presentaron Bob Dylan, Paul McCartney y los Stones, entre otros, en Indio, California.

"Estoy tan orgulloso y maravillado por ellos. Esa era la música de nuestra juventud", dijo Bon Jovi.

"Pero me duele aquí y aquí", agregó, señalando su nuca y espalda.

Incluso si deja de salir de gira, el rockero sabe que la música siempre estará ahí.

"Es lo más cercano que conozco a la inmortalidad", expresó.

El nuevo álbum no sólo se suma al catálogo de la banda, también es una declaración sobre las dificultades que pasaron desde el lanzamiento de su disco anterior, "What About Now" de 2013.

Jon Bon Jovi

AP

Foto:

Coquetearon con la posibilidad de dejar su vieja disquera, Universal Music Group, cuando parecía que no se podían poner de acuerdo.

"Aunque éramos el artista con más antigüedad y más ventas en el sello, habíamos llegado a una encrucijada. Tuvimos que negociar cómo sería el futuro", dijo.

Lograron un acuerdo, pero "The Devils in the Temple", una de las piezas del nuevo disco, presenta una perspectiva negativa de la industria musical ahora.

Sin embargo, los problemas con su disquera no se comparan con la crisis más fuerte: la salida del guitarrista Richie Sambora, uno de sus miembros fundadores, justo durante la gira de ese álbum. Sambora, quien había tenido problemas de abuso de drogas en el pasado, era casi tan popular como el mismo Bon Jovi.

"Decidió no presentarse una noche. Pero teníamos 80 shows más y hay 120 personas cuyas familias dependen de ese salario por un año, y la disquera tenía un álbum en el puesto número 1 ese martes. Fue uno de esos días", dijo.

Sambora fue reemplazado por el guitarrista Phil X, quien sintió la desilusión de los fans: algunos llevaban a los conciertos pancartas que decían "¿Dónde está Richie?".

"Pero después empezaron aparecer letreros que decían Phil X", recordó el músico.