Jennifer Aniston visitó el programa de Ellen DeGeneres para promocionar la nueva película “Horrible Bosses 2”. Durante esta presentación, la conductora invitó a la actriz a jugar “Last Word” (última palabra).

“Tenemos 45 segundos en el reloj, cada quien mencionará diferentes palabras, debemos tener la última antes de que el tiempo se termine. No puedes repetirlas”, explicó la comediante.

Mientras jugaba, Aniston llevaba puesto el “Adjust-A-Bust” (busto ajustable) una especie de sostén que se inflaba cuando la actriz se equivocaba en el juego.

Al final del juego y con unos senos gigantes, Jenn se puso de pie y mencionó: “Esta es mi versión de Kim Kardashian pero aumentada”.