La agencia tributaria de Panamá investiga a artistas españoles de la talla de Julio Iglesias, Enrique Iglesias, Raphael, La Oreja de Van Gogh, Jarabe de Palo y Alejandro Sanz por los cobros que hicieron por presentaciones musicales en Panamá.

Según el periódico español "El País", la Dirección General de Ingresos de Panamá duda de que las cantidades registradas como pagadas sean las reales, pues son muy bajas.

De acuerdo con el fisco panameño, no es posible que Jarabe de Palo y la Oreja de Van Gogh solo cobraran tres mil dólares por sus presentaciones.

Dicha agencia de Panamá ha solicitado colaboración a la Agencia Tributaria española con el propósito de ver si los artistas pagaron algún impuesto correspondiente a los pagos que recibieron.

La Dirección General de Ingresos de Panamá declaró que si hubieran aceptado dinero por otra vía habían cometido fraude en el IVA.