Un pequeño de cinco años, Luke Ruehlman, está convencido que fue Pam Robinson, una mujer afroamericana que murió en un incendio en el Hotel Paxton de Chicago en 1993, en el que fallecieron otras 18 personas. 

Según una entrevista con la madre del menor, Erika, en la cadena estadounidense Fox, su hijo le solía decir "cuando era una mujer tenía el pelo negro. Solía usar pendientes".

Erika asegura que su hijo le contó que "solía ser Pam, pero fallecí. Subí al cielo y vi a Dios. Él me regresó y desperté. Era un bebé y tú me llamaste Luke".

La seguridad con la que hablaba el niño llevó a su madre a indagar sobre la historia y descubrió que en verdad existió Pam, con pelo negro y rizado, que murió con 30 años. Ella se contactó con la familia de Robinson y, coincidencias o no, le contaron que le gustaba escuchar a Stevie Wonder. A su hijo, también.

Madre e hijo aparecieron en el documental "Fantasma dentro de mi hijo", donde el niño dice reconocer a Pam entre varias fotografías. "No reconozco a nadie pero recuerdo cuando fue tomada esta", señaló el niño señalando la imagen de la mujer.

Según la madre, de repente el niño dejó de recordar. La familia ha asegurado que no busca dinero, sino que creen que es una señal que hay que contar.