Kieran McKeefery pareció estar en un sueño cuando se dio cuenta de que en su cuenta de banco estaban 1.3 millones de dólares.

Evidentemente comenzó a pensar en todas las posibilidades que tenía para gastar el dinero. Sin embargo, su conciencia le hizo replantear mejor las cosas y decidió ponerse en contacto con la sociedad de inversión Natwest quien cometió el error y le transfirió dicha cantidad.

La sociedad de inversión recuperó sus fondos, aunque el joven se quedo con 230 dólares, informó el diario británico "Mirror".

En la galería de fotos: 7 pensamientos que distinguen a las personas millonarias.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.