Stacey Owen, de 33 años, sufrió discriminación al acudir a un bar de Manchester en Inglaterra donde no le permitieron el acceso por ser "gorda y fea".

Owen se había decidido a salir con sus amigos por la noche, pero llegaron al lugar, un grupo de seguridad del bar "Spinningfields" les impidió el paso debido a su físico.

Owen mencionó al diario "Manchester Evening News" que a dos de sus compañeros también les hicieron comentarios hirientes y sufrieron humillaciones por los guardias del bar de moda.

La mujer es representante de viajes y interpuso una demanda exigiendo disculpas por parte del bar. Sin embargo, no ha recibido respuesta.

En la galería de fotos podrán conocer las declaraciones de Owen.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.